19.03.2020 - El derrumbe del petróleo lleva la acción de YPF a mínimos históricos / Clarín
Desde que comenzó la caída del precio del petróleo crudo, la acción de YPF comenzó a
hundirse como nunca antes le pasó. Ni la expropiación (en 2012) hizo sufrir tanto a ese
papel. El derrumbe mundial puso el ADR (acción en New York) a US$ 2,59. Ayer YPF
retrocedió un 26%, superando cualquier otro descenso de acciones locales. Por cierto, es un
miércoles negrísimo para todos los papeles argentinos en Wall Street, que se hunden entre
8% y 21%. Los ADRs de los bancos están entre los más castigados. Hasta Mercado Libre,
considerada la “predilecta” de los mercados está sufriendo un tropezón del 10%. El riesgopaís,
la principal variable que roza a todas las acciones, superó los 4.000 puntos básicos.
Eso ubica a la Argentina en zona de default. De concretarse esa cesación de pagos, todos
los activos argentinos perderán valuación. Solo en lo que va de este mes, la acción de YPF
bajó un 68%, mientras que el acumulado anual sufre un descenso del 78%. A los niveles de
hoy, YPF tendría una valuación bursátil inferior a los US$ 1.000 millones (o $ 64.000
millones al tipo de cambio oficial). En YPF se llamaron a silencio y no hacen
declaraciones. Pero observan algo: sus ventas locales (de combustibles, como nafta y
gasoil) superaron los $ 360.000 millones en 2019. Al tipo de cambio oficial, son casi US$
6,000 millones. ¿Puede una empresa valer menos de una quinta parte del equivalente de sus
ventas anuales?, plantean a distintos interlocutores. Aunque los efectos de la pandemia son
complicados de medir en lo económico, los primeros días arrojarían una caída del 20% en
el despacho de combustibles. El temor del mercado parece basarse en las pérdidas que
deberá anotar la compañía por la desvalorización de sus activos. Aunque se desconoce el
impacto del coronavirus, el actual flujo de caja - dinero que entra en la compañíaes el más
alto de cualquier otra empresa del país. La compañía podría ser afectada en la
comercialización de barriles de petróleo crudo y gas, pero cuenta con una caja que le
permite cierta seguridad. Las petroleras de todo el mundo están disminuyendo su
producción. Es porque no tienen formas de comercializarla. Están contratando tanques
especiales para almacenarla, y eso sube sus costos, en medio de un escenario en el que caen
las ventas. Las bolsas no encuentran respuestas a la pandemia. Ni los paquetes de estímulo
ni otras medidas de baja de tasa de interés están haciendo efecto. Para poner en perspectiva
la caída de estos días el ex ministro de Economía -Axel Kicillof- pagó cerca de US$ 5.000
millones por la parte que tenía la española Repsol antes de ser expropiada. La valuación de
la compañía estaba por los US$ 12.000 millones. Durante la semana pasada, un analista
escribió una recomendación de vender porque veía las acción yendo hacia un dólar. A esos
niveles, la acción corre riesgo de salir de cotización porque no cumple mínimos. YPF está
endeudada en dólares, y la actual complicación global la pone en riesgos de no poder
cumplir vencimientos. De todas formas, ese contagio también alcanza a muchos otros
sectores. En la empresa creen que hay varios atenuantes. Por un lado, sostienen que la caída
de YPF no es muy diferente a la de Petrobras. La petrolera brasileña experimenta una
disminución del 75% anual en su valuación de mercado. Las dos comparten la condición de
ser de países emergentes y mayoría estatal. “Son precios de pánico, no se los puede tomar
muy en serio. Cuando esto pase y se miren los fundamentos técnicos, los números de YPF
son mejores. Todas las empresas de commodities están cayendo”, entienden dentro de la
compañía. En la Argentina, el rol de YPF es crítico en la provisión de combustibles.
< Volver
 
South Pool S.A. - Chacabuco 2187 - Te: +54 (341) 482-0275 -  Fax: +54 (341) 482-0275 - (2000) Rosario (SF) - Argentina - e-mail: info@southpool.com.ar